NOSOTROS

ad-heritage-image
ad-heritage-image

1950
SASTRERÍA CAMISERÍA ‘EL FARO’.

Nuestro origen está en un pequeño taller familiar de sastrería en Ourense, en el interior de Galicia (España).

1975
LA FIRMA.

Vestimos a la vanguardia social que instauró la democracia en España. Alteramos el estilo planchado y encorsetado del tardofranquismo con volumetrías relajadas y materiales naturales. Permitimos al lino arrugarse. La naturalidad frente al hierro.

ad-heritage-image

1984
LA ARRUGA ES BELLA.

En esta frase cabe la toda la dimensión filosófica de la firma, que ocupa no sólo el espacio estético de la moda, sino también el de la ética. Forma parte del imaginario español no sólo como una máxima propia de Adolfo Domínguez, sino como expresión para apreciar la belleza intrínseca de los tejidos y de las personas.

ad-heritage-image
ad-heritage-image

1985
VOGUE.

La prensa internacional nos sitúa como una de las firmas europeas más relevantes del momento. L’Uomo Vogue dedica a Adolfo Dominguez un amplio reportaje monográfico.

1990
LA FRAGANCIA.

Con el perfume Agua Fresca sellamos para siempre la memoria olfativa de todo el país. Hoy en día sigue siendo una de las fragancias más queridas en España.

ad-heritage-image

1992
LA INTERNACIONALIZACIÓN.

Una vez consolidado nuestro país de origen, nos abrimos a otros mercados. Actualmente, la firma cuenta con más de 390 tiendas repartidas por todo el mundo. Sus mercados principales son México y Japón.

ad-heritage-image

1997
SALIDA A BOLSA.

Los éxitos comerciales y el reconocimiento internacional de Adolfo Dominguez se reflejan en su salida a bolsa. Es la primera firma de moda del país en cotizar en el mercado continuo español. Todo un hito para la proyección y la estabilidad de la empresa.

ad-heritage-image
ad-heritage-image

2000
EL COMPROMISO.

“Somos hijos de la tierra, no sus dueños”. Hemos asumido responsabilidades poderosas en el diseño de nuestras colecciones. Desde el 2010 prescindimos de materias primas obtenidas con crueldad animal. Seleccionamos tejidos y procesos de manufactura limpios con la sociedad y el planeta. El compromiso como antesala de cambios profundos.

2008
LA CRISIS.

La crisis financiera global trunca el modelo de expansión por el que apostaba Adolfo Dominguez en sus líneas de negocio. La empresa entra en pérdidas.

ad-heritage-image

2017
NUEVA ERA.

Adriana Domínguez toma las riendas de la firma. Su plan de rescate es un ejercicio de creatividad y sacrificio. Decide fusionar las diferentes líneas en una única colección. Todo un regreso a la esencia de la marca. Con una nueva estrategia de comunicación, la firma recupera la relevancia social de antaño. La galardonada campaña "Sé más viejo” se convierte en “La arruga es bella” de los nuevos tiempos. La compañía vuelve a la senda de la rentabilidad y se convierte en caso de estudio de “turnaround”.

2019
REGRESO A LA CREATIVIDAD.

La compañía regresa a sus raíces artísticas con Tiziana Domínguez como Directora Creativa. Tras años de ausencia, se regresa a las pasarelas con una propuesta renovada: modelos no profesionales y desfiles deslocalizados. Se recupera asimismo la producción local a través de colecciones limitadas en las que se experimenta con el diseño de vanguardia.

ad-heritage-image