Adolfo Domínguez

Siempre estamos al descubierto.
Sin ropa, mostramos el cuerpo.
Vestidos, mostramos el ser.

Nuestros favoritos